Opciones de publicidad online

Publicidad en internet: consigue resultados sin sacrificar el bolsillo

Publicada en Publicada en HiperSocial, Publicidad Digital, Redes Sociales

Cada vez son más las pymes interesadas en las campañas de marketing de pago en las redes sociales. La curiosidad aumenta de la mano del boca a boca, mucha gente habla ya de lo bien que les ha ido con los anuncios en Facebook pero no tienes ni idea por dónde empezar…

En este artículo intentaremos explicarte como diseñar las mejores campañas publicitarias en para tu proyecto.

Ante todo sirve un poco de teoría sobre las técnicas que te serán de utilidad en tu día a día gestionando tu comunicación online.

Como ya hemos mencionado en entradas anteriores, el marketing digital se sostiene en dos grandes ramas: el orgánico y el de pago. Necesitas dominar ambas con soltura para poder combinarlas y lograr los mejores resultados para tu iniciativa.

Tanto la una como la otra, cuentan con plataformas, herramientas y técnicas propias, pero en realidad comparten una base común: el marketing de contenidos.

Además, ambas giran en torno a un concepto clave: el inbound marketing. En castellano, mercadotecnia de atracción, un conjunto de métodos y técnicas dirigidas a enseñarle a un potencial consumidor qué es lo que tu producto o servicio hace y cómo puede beneficiarle, antes de que él lo compre.

Como ya te contamos en esta entrada, lo primero es desarrollar una buena estrategia de contenidos para tu web y tus redes sociales.

Será la madre de posteriores acciones de marketing digital, sean gratuitas o de pago, y por ello es muy importante que tengas totalmente definido un plan de contenidos digitales antes de ir más allá.

En cuanto a las herramientas gratuitas, también hemos escrito sobre ellas, pues creemos que toda startup o iniciativa recién nacida (sobre todo si hablamos de economía social) no cuenta en esta etapa con grandes presupuestos para invertir en publicidad.

Así que lo primero es apostar por consolidar tu presencia online de la forma más barata posible y recuerda que la base del marketing orgánico se resumen en tres letras: SEO. Echa un vistazo a nuestros consejos para asegurarte el mejor posicionamiento gratuito antes de pensar en estrategias de pago.

Una vez tienes tus contenidos claros y bien configurados para que te encuentren con facilidad en los buscadores como Google, vamos al siguiente paso.

Y el siguiente paso es:

Pensar en qué momentos tu proyecto necesita una dosis extra de visibilidad online mediante campañas de pago.

Las opciones de publicidad en internet son cada vez más variadas, pero teniendo siempre presente que el objetivo principal es informar, de forma que sea el usuario quien decida si tu producto se ajusta a sus necesidades o si eres una autoridad en un tema de su interés.

El cálculo de los costes publicitarios de hecho, se basa en esta premisa de atracción, estableciendo el pago por clic, como método para cuantificar la inversión publicitaria. Si el usuario o potencial cliente no pincha en tu enlace, no pagas.

Este modelo tiene 3 sistemas de pago diferentes que necesitas conocer a la perfección para elegir el que más te convenga en cada caso:

  1. Coste por clic (CPC). El anunciante paga cuando el usuario pincha en su anuncio y llega a la página web.
  2. Coste por impresión (CPM). El anunciante paga una cuota por el número de veces que se “imprime” su anuncio, que en realidad se refiere al número de veces que se publica y que suele cuantificarse de mil en mil. Ojo: que tu anuncio se publique mil veces en la red no quiere decir que mil usuarios hagan clic en él…
  3. Coste por adquisición (CPA). El anunciante paga cuando un usuario ha cumplido el objetivo de su página web (por ejemplo, hacer una reserva en un hotel).

En función de tus objetivos, presupuesto y medios utilizados, debes valorar cuál de ellos es el que más te conviene.

Teniendo esto claro, ahora veamos cuales son las posibilidades publicitarias que nos ofrece la red.

 

Publicidad en Google

A través de su plataforma AdWords, las empresas tienen la oportunidad realizar campañas de publicidad muy efectivas si sabes cómo y en qué momento utilizarlas.

Google nos permite publicar anuncios dentro de su buscador, en su red de búsqueda, y en webs de terceros, su red de contenidos. En función de donde elijamos llevar a cabo nuestra campaña, tendremos que adaptar nuestra inversión y estrategia publicitaria.

En la red de búsqueda, el objetivo es salir primeros en los resultados ofrecidos por Google cuando un usuario está buscando algo en concreto.

Con un buen posicionamiento SEO orgánico te aseguras estar siempre en la primera página de resultados, pero hay momentos clave del año donde tal vez necesites asegurarte el primer puesto para potenciar al máximo la visibilidad.

Y aquí es donde entran en juego las campañas de de pago en buscadores como Google. En este caso el objetivo del anunciante es diferenciarse de su competencia y convencer al usuario que debería hacer clic en su anuncio y no en otro.

Por otro lado, está Google Adsense: la red publicitaria que convierte a toda web en potencial soporte para cualquier anunciante.

Esto ofrece la posibilidad de realizar publicidad más al estilo tradicional a través de su red de contenidos, al publicar anuncios en una web de referencia para tu público objetivo. 

Como resumen y a modo de ejemplo, si tienes una pequeña producción hortofrutícola, tal vez al comienzo de cada estación te pueda interesar:

  • Realizar una campaña de anuncios en Google para que tu web aparezca la primera si alguien busca: comprar verdura de temporada en Cantabria.
    o bien…
  • Planificar una campaña de anuncios en revistas o medios especializados en agricultura ecológica o de gastronomía local, pues sus lectores serán seguramente potenciales clientes.
Infografía de redes publicitarias
Fuente: IAB Spain

 

Publicidad en Redes Sociales

Convertir tus redes sociales en canales de captación de potenciales clientes es ya una realidad que muchas empresas están aplicando con demostrada eficacia y lo será cada vez más.

¿Por qué? Razones hay muchas y sólidas, resumimos las más importantes:

  • Ya hemos hablado de la importancia del boca a boca. Un producto recomendado por nuestro círculo más cercano es la mejor publicidad posible.
  • Porque nos ofrecen posibilidades de segmentación que ni la TV (ni Google) pueden soñar… de momento….
  • La interacción que permiten, estableciendo un diálogo directo entre tu empresa y tus potenciales clientes, favorecen la atracción de nuevos clientes pero también y, sobre todo, la fidelización de los ya existentes.
  • En términos de costes, el retorno de la inversión es muy superior al de otros medios publicitarios, permitiendo a los anunciantes pequeños, obtener resultados increíbles desde 20€.

En este sentido, Facebook es hasta ahora la red social preferida y más efectiva para invertir en publicidad en redes sociales.

De forma orgánica, los posts de tu página compiten con los de otras miles de empresas por aparecer en la sección de noticias de tus potenciales seguidores. Por ello, si quieres asegurarte de que no pasen desapercibidos en momentos de especial importancia, recomendamos promocionar tus entradas con anuncios de pago: los llamados Facebook Ads.

En función de tus objetivos, la plataforma de anuncios de Facebook te ofrece diversas opciones y presupuestos, con resultados muy interesantes a corto plazo.

Puedes programar tus anuncios por objetivos, segmentos o ubicación geográfica además de ofrecerte distintas herramientas para la planificación de campañas.

Y se complementa con métricas para el análisis y seguimiento que mejoran continuamente, para que sepas en tiempo real los resultados de tus esfuerzos de inversión.

Anuncia tu web, promociona una entrada de tu blog que está teniendo buena acogida o potencia el lanzamiento de un producto en particular.

De forma similar, y sincronizada, funciona la publicidad en Twitter e Instagram.

Si hablamos de esta última, para poder hacer anuncios en Instagram lo primero que tendrás que hacer es vincular tu cuenta de Instagram con tu página en Facebook.

Por si no lo sabes, Instagram fue comprada por Facebook en 2012 y comparten muchas herramientas. De hecho, las campañas para Instagram se programan desde la herramienta Power Editor de Facebook Ads.

Esto además permite crear una relación de complementariedad de tus campañas en ambas redes, muy efectiva si sabes aprovecharla bien. Recomendamos esta guía de Vilma Nuñez, para configurar paso a paso tu campaña en Instagram de manera sencilla y eficaz.

Y si hablamos de Twitter, esta red también cuenta con su división para empresas: las campañas de Twitter Ads también pueden ser personalizadas en base a los distintos objetivos empresariales, desde dirigir tráfico a tu sitio web hasta incrementar el conocimiento de tu marca o proyecto.

Si tienes un mensaje claro y contundente para un sector muy específico de tu público, Twitter es tu aliado en este caso. Los 140 caracteres ofrecen la fuerza de la brevedad que según en qué contexto, puede resultar muy útil.

Con los formatos publicitarios que ofrece la red social tienes dos posibles objetivos:

  1. Fortalecer tu comunidad con el uso de “Cuenta Promocionada” para aumentar los seguidores
  2. Generar Buzz/Ruido en torno a tu proyecto, utilizando “Tweets Promocionados” para promocionar entre el público que tu predetermines uno o más de los contenidos que publiques en tu cuenta.

En sucesivas entradas, entraremos en lo específico de cada una de estas estrategias publicitarias a bajo coste que ofrece la red. Con esta pretendemos que os animéis a probar las opciones más útiles y a la mano de cualquier pequeño proyecto a un coste relativamente bajo.

No hemos incluido en esta entrada la publicidad contratada a través de redes publicitarias, pues es un mundo aparte que normalmente solo las grandes empresas se pueden permitir por su elevado coste.

Recuerda: las posibilidades publicitarias en internet son muy variadas, lo importante es que dediques el tiempo a planificar y elegir las más afines a tu proyecto.

Y tu qué opinas?