Comunicación OnlineHiperSocialRedes Sociales

Día de Internet: celebramos el poder de la red

Dia de Internet celebramos el poder de la red

La World Wide Web ha transformado la forma en la que nos relacionamos social, política y económicamente. Hoy 17 de Mayo es el Día de Internet, ese pequeño gran invento que ha cambiado nuestras vidas al igual que la imprenta en su día transformara nuestra forma de comunicar y de acceder al conocimiento.

Si bien son muchos los detractores de las nuevas tecnologías de la información basadas en Internet, desde HiperSocial queremos aprovechar esta fecha, para recordaros que es, ante todo y sobre todo, una herramienta.

Los fines son y serán tan variados como las personas que la usan, que cada día se suman por miles en todo el mundo. Y el dilema radica no tanto en su existencia y desarrollo, como en los potenciales usos que se le puedan dar.

El boom tecnológico y los medios sociales digitales llegaron de repente (y siguen llegando). Sobre la marcha vamos entendiendo todo su potencial, para lo bueno y para lo malo.

 

Echando la vista atrás

Durante los primeros años de internet fuimos muchas las que fatigamos para adentrarnos en las nuevas dinámicas de la comunicación digital, viendo limitadas sus posibilidades a las de un nuevo soporte para el mismo modelo comunicativo. Siempre unidireccional e  inaccesible para muchas.

Por si no fuera poco con prensa, radio y TV, ahora los grupos económicos tenían otro nuevo soporte desde el que bombardearnos.

Pero el origen de internet no fue ese. Así como es un falso mito que internet fue creado con fines bélicos. Investigación científica subvencionada en los EE.UU si, pero la historia es muy distinta.

Steven Levy en su libro Hackers: Heroes of the Computer Revolution, publicado en 1984, describe su desarrollo y principios fundacionales en parte por el trabajo de los científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts pero sobre todo, por el de los frikis de la informática de los años sesenta y setenta.

Aquellos principios, conocidos como la ética hacker, han constituido la base del internet que conocemos hoy, sobre todo de la web 2.0:

  • El entusiasmo y la curiosidad como motores, en lugar del dinero
  • Creatividad versus productividad
  • Conocimiento libre
  • Meritocracia
  • Conciencia social
  • Lucha contra la alienación del hombre

Con la llegada de la web 2.0 y de las redes sociales se consigue ese grado de interactividad que permite dar rienda suelta al cambio de paradigma: espontáneamente, los usuarios empezaron a producir y difundir contenidos de gran calidad para los fines más diversos.

Fines personales, sociales, económicos, políticos… todos tienen cabida en la red. Y todos dependen del enfoque que, como personas, queramos darle.

Un arma de doble filo en una sociedad cada vez más llena de consumo y más vacía de valores, donde las personas hemos desaprendido a colaborar en pos del competir.

 

¿Moda o modelo?

Y ahí está la dificultad. Es la sociedad la que acaba decidiendo como se usa una tecnología, para lo bueno y para lo malo.

La universalización del intercambio que permite la red cambia radicalmente nuestra forma de ser y estar en el mundo.

Es y será moda, mientras tomemos la cantidad como referente para medir nuestras relaciones en el mundo cibernético.

Es y será modelo, mientras fijemos la calidad como base para valorar qué exactamente aporta internet a nuestra vida.

Necesitamos ser conscientes de que pasamos a ser parte de una comunidad online basada en la libre creación y en el mérito de nuestras aportaciones.

Partir de la sabiduría de las multitudes, de la inteligencia del grupo, siguiendo la ética inicial de la red, nos ofrece la posibilidad de generar economía desde la colaboración y no desde la competencia.

Así nace HiperSocial y en ella basamos nuestra filosofía de trabajo, entendiendo que la asesoría de marketing digital para proyectos de economía social y solidaria es vital para seguir promoviendo muchos de los valores originarios de internet.

Porque nuestro objetivo es apoyar a través de la difusión y del trabajo en red aquellos movimientos sociales que también persiguen los mismos objetivos; dar visibilidad a  plataformas de economía colaborativa donde el intercambio entre personas se convierte en un motor económico sostenible para todas y no sólo para algunas; dar voz a minorías hasta ahora invisibles…

Todo eso y mucho más queremos hacer aprovechando el poder de la red.

Y sin ella,  sencillamente no podríamos. Así que larga vida a internet en su día!

Y tu qué opinas?