Comunicación OnlineHiperSocial

Cómo lograr los mejores textos para internet: los secretos del copywriting

los secretos de un buen copywriting

Toda estrategia de marketing de contenidos debe basarse en textos excelentes pensados para atrapar el interés de tus potenciales clientes a golpe de vista. Y por ello hoy profundizamos en esto de la escritura persuasiva o copywriting: la capacidad de escribir frases o textos atrayentes con el fin de provocar una reacción o influir en un público determinado.
El copywriting es considerado como una de las técnicas más efectivas del marketing, ya que aumenta el interés de los lectores gracias a la elaboración cuidada de ciertos contenidos que enganchan emocionalmente al destinatario del mensaje.
En Internet, la palabra adquiere unas dimensiones sin precedentes. Nunca antes ha habido un medio donde la importancia de un buen copy tenga un impacto tan directo e inmediato en la cuenta de resultados de tu proyecto.

 

Psicología del sentido común

 

Si concentras tus energías en atraer a tu público concreto, tus resultados serán espectaculares. Pero para ello deberás conocerlo muy bien y analizar todo aquello que lo induce a comprar lo que ofreces.

 

La escritura de textos persuasivos es una mezcla de arte y de ciencia.

 

Arte, en cuanto al despliegue de imaginación y creatividad para intentar sorprender. Ciencia, por la componente psicológica que se deriva del estudio emocional de tu público para captar su interés.

 

Las personas no compran un producto o servicio, más bien buscan una solución a una necesidad o deseo específicos, guiados generalmente por las emociones más que por la razón.

 

Y las palabras son las que harán volar la imaginación de las personas; las que lograrán convencerlas de que son tus servicios o productos los que mejor satisfacen sus motivaciones de compra. De ahí la importancia de elegirlas pensando a quién te diriges.

 

Apelamos a esa psicología de lo social que la mayor parte de las veces es casi pura lógica y sentido común.

 

Estudia cuál es el tono, cuales los tema que interesan a las personas a las que te diriges: ese objeto social del que hablamos en esta otra entrada “Los indiscutibles beneficios del marketing de contenidos para tu empresa”.

 

Qué sueña. Qué desea. Qué le preocupa.

 

Y ofréceles soluciones sencillas y claras presentadas de forma seductora, incluso un poco poética (sin exagerar y volvernos pasteleros).

 

No es imposible, pero requiere mucha práctica… incluso los que ya llevamos un tiempo escribiendo contenidos, sobre todo si venimos de medios impresos, debemos estar atentos a no cometer errores.

 

El lector digital no tiene nada que ver con el lector impreso y no siempre tenemos esto presente: según esta investigación realizada por el Grupo Nielsen Norman, los lectores digitales “rastrean” información o un producto qué comprar, al igual que un animal hambriento está al acecho de su próxima comida.

 

Un animal va en busca de un rastro de olor o una huella para decidir rápidamente: ¿es una presa buena, fácil de atrapar?

 

Pues al parecer, los usuarios cuando buscan en internet hacen lo mismo: ¿tu web les ofrece lo que están buscando fácilmente?

 

Esto se traduce en que los textos digitales no se leen, más bien se escanean o se ojean como mucho. Por ello es vital captar la atención del usuario y convencerlo al instante de que tu producto y no otro es el adecuado para ellos.

 

Pero que no cunda el pánico! No es tan complicado si sabes cómo.
Aquí te explicamos algunos trucos para garantizar que tus textos digitales atrapen a tu lector/potencial cliente desde el primer instante:

 

De lo breve y lo conciso

en qué consiste un buen copywriting
Infografía de TICSyFormacion.com

 

Utiliza párrafos cortos de 3 o 4 líneas como mucho. Como verás en esta entrada, mejor muchos párrafos cortos, con amplios espacios en blanco que permitan descansar la vista a quien está leyendo.

 

En líneas generales, el lenguaje digital agradece la sencillez: deja las palabras rimbombantes para lo impreso o lo hablado. La riqueza de vocabulario como sinónimo de alta cultura no funciona en internet. Exprésate de forma que hasta los más peques puedan entenderte.

 

Un buen método para garantizar la sencillez de tus textos es acostumbrarse a verificar por partida doble lo que escribes. Relee tus textos, mejor en voz alta, y aún mejor si puedes pedir a otros que lo hagan por ti. Es increíble la de palabras que sobran y no aportan aunque en principio estemos convencidos de que son imprescindibles.

 

Ve directo al grano

 

Lo más importante por delante. Y lo más importante para los visitantes de tu web normalmente coincide con una breve declaración de lo que haces. Una vez que entienden esto, puede que quieran conocer otros detalles importantes sobre tu empresa. Y si continúa interesándoles, entonces tal vez quieran saber más sobre tus antecedentes e historia.

 

Es lo que en periodismo se conoce como escritura de pirámide invertida; si te fijas, en la mayoría de los artículos periodísticos la noticia está en el primer párrafo y luego el resto del texto aporta detalles y contexto al tema central. Sólo con leer la entradilla te haces una idea general.

 

Este método es básico en internet. Investigaciones apuntan a que sólo un 16% de usuarios lee un texto web por completo. La mayoría escanea las primeras líneas, por lo que si no consigues atraparles ahí, enseguida abandonarán tú página en busca de otra “presa” mejor.

 

Informa y fascina con tus titulares

 

Sea con el uso de negritas que con los distintos tipos de encabezados y subtítulos, el objetivo es resaltar las palabras más importantes, pues serán las primeras a sobresalir en el primer vistazo rápido que hará tu cliente.

 

Facilitar el acceso a la información es siempre un punto a tu favor, sea porque tienes más posibilidades de que el usuario entienda en menor tiempo si encuentra lo que busca en tu web o no.

 

La calidez siempre se agradece

 

No escribas para los robots de Google, recuerda que el componente emocional es muy importante pues te diriges a seres humanos. No somos los humanos los que debemos pensar como Google.

 

Es al revés! De hecho, la web semántica cotiza al alza en el futuro de internet al desarrollar algoritmos que relacionan e interpretan conceptos y emociones para ofrecer los mejores resultados de búsqueda al usuario. Ya hablaremos más detenidamente de esto.

 

Demuestra cercanía eligiendo la persona gramatical que más se adecue al sector en el que se mueve tu audiencia, buscando siempre la fluidez en la lectura, que resulte una experiencia cómoda y agradable. Como si tuvieras al cliente delante y le estuvieras explicando los beneficios y ventajas de tu producto o servicio.

 

Como puedes observar, en HiperSocial optamos por tutear usando la segunda persona del singular porque entendemos que aportamos un toque social informal coherente con nuestro ámbito de actuación.

 

Insistimos: claridad, sencillez y audacia son la base de una buena escritura persuasiva.

Y tu qué opinas?