CantabriaEcologíaEconomía SocialGastronomía LocalHiperSocial

Si buscas manzanas de verdad, este es tu sitio

fotos del supermercado bio+bio

Por si aún no lo sabéis, hace ya dos meses que abrió sus puertas en Santander el supermercado ecológico bio+bio, la primera gran superficie dedicada íntegramente al ecológico en nuestra región. Una noticia hipersocial de la que no podíamos dejar de informar.

Estuvimos con Marta de la Fuente, una de las dos almas bio que hacen latir este proyecto. La otra es Jaime Alguero, pareja y cómplice en esta apuesta por la alimentación saludable.

“Una manzana, es una manzana” leo en uno de sus carteles… aquí no encontraréis variedades mejoradas genéticamente, tan sólo eso: MANZANAS.

Porque el mundo de hoy es tan surrealista que a lo natural hay que ponerle un sello diferenciador y pagar más porque es lo que menos abunda. La norma es encontrar de todo en las grandes superficies… de todo, menos productos naturales. Y ahí entran ellos.

Y con sus respuestas os dejamos, para que conozcáis más y mejor los valores tras los productos que encontraréis en los 85m2 de mostradores y estanterías ecológicas de bio+bio.

¿De dónde os surge esta idea y sobre todo, como llega a cristalizarse?

Pues por un lado, desde pequeños nos inculcaron la importancia de una alimentación saludable, si bien es cierto que al ecológico hemos llegado ya de mayores, sobre todo a través de internet. Por el otro, como consumidores nos dimos cuenta de que en Santander no había ningún negocio con un surtido realmente completo en el centro, hay tiendas pequeñas que lo hacen fenomenal, pero con una oferta más limitada.

Así que digamos que bio+bio surge por un lado de nuestra convicción personal, pero también de detectar una oportunidad de negocio, ya que somos cada vez más las personas que apostamos por este tipo de alimentación. Además, estudiamos su evolución en otras provincias de España: Madrid, Barcelona…ciudades donde el ecológico está mucho más consolidado, y comprobamos que en ellas abundan cada vez más negocios ecológicos con una oferta completa donde conseguir todo lo que una familia puede necesitar. Aunque ahora aún cuesta un poco, creemos que la gente tiene que creer en ello pues se trata al final y al cabo de cuidar nuestra salud. De hecho, nuestro lema es “alimentos que cuidan tu salud y tu bienestar” porque ¿qué no te gastarías en salud? y hoy día eso pasa por alimentarnos correctamente. Nos estábamos envenenando, desde la absoluta ignorancia por la falta de información y la opacidad de la industria alimentaria.

Hoy por suerte nos enteramos mucho más y como consumidores somos mucho más exigentes. Y si a esto le sumamos que cada vez más agricultores y productores apuestan por lo ecológico, nos permite contar con un amplio surtido con mucho potencial.

Es increíble que España sea el mayor productor y exportador de ecológico pero el menor consumidor, algo totalmente cultural que esperamos poco a poco revertir, educando desde pequeños a nuestros hijos en otra forma de consumo y alimentación. Por eso en nuestro supermercado dedicamos gran parte de nuestro espacio a la alimentación infantil, pensamos que empezar desde ahí para cambiar nuestra forma de consumir.

Ya era hora de tener al menos un lugar con un surtido amplio, donde poder encontrar si no todo, gran parte de la necesario en una cesta familiar ecológica.

Por ejemplo, la carne ecológica en la mayoría de los sitios hay que encargarla, mientras que nosotros tenemos carne ecológica a diario. En total, contamos con más de 1800 referencias que nos permiten ofrecer un gran abanico de posibilidades, al igual que los supermercados tradicionales, pero todo ecológico.

Rompiendo mitos

Les preguntamos su opinión sobre dos cuestiones que suelen generar críticas en torno a los productos ecológicos:

¿Hasta qué punto se desvirtúa este concepto con productos importados?

Pues aquí hay que diferenciar: si hablamos de un producto envasado, que puede tener una durabilidad de 3 a 18 meses, creemos que aunque venga de Alemania y cuenta con el sello, es ecológico (no KM0) porque sus ingredientes y elaboración sí lo son. Otra cosa muy distinta es el producto fresco: con la verdura, la fruta y la carne, si consideramos que hay que potenciar el KM0 y lo local,  hay que aprovechar lo que da la tierra todo lo posible.

Intentamos vender mucha verdura y fruta de Cantabria, pero esta tierra tiene sus limitaciones, no estamos en Andalucía o Murcia, por lo que también contamos con verduras de otras regiones, pero lo importante es que siempre intentamos traer productos de donde más cerca los podemos obtener, desde luego nunca venderemos naranjas de Argentina. También apostamos por productos de otras regiones con denominación de origen como el jamón, el aceite de oliva, etc. Ahí contamos con proveedores ecológicos de la zona de forma directa.

¿Cómo afrontáis el tema de precios?… eterna polémica de lo ecológico

Pues pasa como en todo: efectivamente, cuando ha habido poca competencia se han aprovechado y puesto unos precios un tanto exagerados. Lo digo como lo siento porque desde que hemos abierto lo que nos transmite la gente es que se sorprende de los buenos precios, se lo esperaban más caro.

También depende de qué producto: la fruta y la verdura son un pelín más caras, pero es que también la gente tiene que entender que en la producción ecológica hay mucha más mano de obra: por ejemplo, para que a las lechugas no se le suban caracoles mientras se cultivan, hay tres personas a diario dedicándose a ellas, mientras que en la industria masiva con echar un pesticida protegen la recolección de un mes. Hay mucha más mano de obra, potenciando además la rural, por lo que un poco más caro es normal que lo sea. Y sin embargo, la carne ecológica de Cantabria que vendemos está al mismo precio que la que no lo es y compras en carnicerías locales; también la leche que vendemos, tiene el mismo precio que las ecológicas que ya se van encontrando en supermercados tradicionales. Una cuña de 300gr. de queso manchego ecológico por ejemplo, la vendemos a 5€, nada caro si lo comparas con lo la producción no ecológica.  Pero, desde luego no es el tranchete al que estamos acostumbrados.

Creo que sobre todo hay que ser honestos y no poner precios abusivos, pero también la sociedad debe entender que para comer bien hay que invertir un poco más de lo que estamos acostumbrados.

Nos habíamos habituado a pagar precios “chinos”, pero eso es veneno; para recuperar una alimentación saludable hay que gastar un poco más, si bien no mucho. Es verdad que hasta ahora no se ha hecho muy bien y se ha extendido la fama de lo ecológico como elitista cuando no tiene por qué serlo en absoluto.

El poder tener una oferta amplia gracias al aumento de la demanda, permite bajar los precios y romper con el esquema de productos caros frente a productos baratísimos.

Primeras impresiones

A pesar de estar empezando, que resulta complicado, estamos contentos. Nos gusta mucho que entra gente joven, en proporción creo que son los más concienciados en cuidar y proteger el planeta, lo cual nos encanta porque ellos son el futuro. También los turistas que están por la ciudad, de Alemania y Francia sobre todo, se alegran de encontrarnos porque nos comentan lo difícil que les resulta encontrar supermercados ecológicos en la zona. Y lo que más nos gusta es que desde que hemos abierto, tenemos clientela fija: gente que viene una vez y repite, y esa es la mejor prueba de que vamos por buen camino.

 

No sólo productos

Y es que en bio+bio tienen muy claro que para que aumente el consumo ecológico en nuestro país, aparte de hacer más accesible la oferta ecológica también hay que trabajar mucho en informar y educar.

Por ello el espacio también está orientado para acoger charlas, talleres y sesiones informativas donde generar esa conciencia básica.

El pasado jueves contamos con la Doctora Isabel Belaustegui, especializada en Anatomía Patológica y Nutrición, y nos contaba precisamente la importancia de la alimentación saludable para prevenir la mayoría de las enfermedades que afectan actualmente a nuestra sociedad. Y creemos que es muy importante concienciar, educar y construir otra forma de comer, esperamos tener todas las semanas alguna actividad de sensibilización al respecto. Aquí en Cantabria estamos empezando, por lo que es fundamental generar conciencia.

Un placer charlar con personas tan en sintonía con nuestro ser HiperSocial, con nuestro compromiso con la difusión y el apoyo a estas innovadoras iniciativas que apuestan por la salud y sostenibilidad en Cantabria. Muchos éxitos y larga vida a bio+bio! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *