CantabriaComunicación OnlineHiperSocial

4 puntos básicos en la optimización de tu web

Como especialistas en mejorar la visibilidad online de tu negocio o proyecto, hoy os traemos una entrada con pequeños trucos para sacarle el máximo partido a Google y otros motores de búsqueda.

Ayudarles a conocernos para que puedan recomendarnos cuando seamos relevantes y pertinentes, de manera que nos encuentren los usuarios que buscan lo que ofrecemos, se ha convertido en una disciplina imprescindible hoy en día en internet: el famoso SEO (Search Engine Optimization), la optimización en motores de búsqueda.

Primero que nada, hay que dejar claro que tus esfuerzos en SEO deben ser sinérgicos con el invertido en otras disciplinas: maquetación, accesibilidad, arquitectura, navegación, persuasión, copywriting… o conversión. Cuando trabajas tu SEO, inviertes en que tu web se oriente a tus usuarios y en su posterior conversión en clientes.

Dicho esto, hay algunos factores principales a tener en cuenta a la hora de optimizar tu web, tanto si pruebas a hacerlo tú como si decides contratar a especialistas en SEO.

La clave está en las palabras

Las palabras clave, también conocidas por su nombre en inglés keywords, son la primera cosa en la que tienes que pensar a la hora de plantear tu presencia en internet: ¿con qué palabras queremos ser encontrados?

Normalmente, irán en relación a nuestros objetivos como empresa, identidad corporativa, sector, productos y servicios (genéricos y específicos) y ubicación geográfica.

Parece fácil, pero dar con aquellas palabras que definen a tu empresa pensando en cómo la buscaría un usuario, requiere tiempo y el uso de algunas herramientas extras.

Una vez definidas, es importante realizar análisis cuantitativos y cualitativos del potencial de cada una de ellas. En la actualidad existen infinidad de herramientas, gratuitas y de pago, para poder analizar y elegir las palabras clave que más nos convienen, pero para no liaros y entrar en mayores detalles técnicos, en esta primera entrada os sugerimos echéis un vistazo a las herramientas de Google, pues son muy fáciles de usar para no profesionales del SEO:

Buscador de Google: introduce las palabras claves en él para ver la cantidad de resultados y su posicionamiento, te dará una idea aproximada de la competencia y de búsquedas similares realizadas por los usuarios.

Planificador de Palabras Clave de Google Adwords, te ayuda a obtener datos reales sobre el uso de tus palabras claves. Aunque Adwords sea la plataforma para realizar campañas de publicidad de pago, tener una cuenta básica es gratis y te permite acceder a esta herramienta para un estudio en profundidad de las palabras claves que quieras utilizar.

Google Trends también nos puede ser muy útil: compara tendencias en palabras clave por sector y ubicación geográfica, las más usadas en tu sector/mercado/país, por lo que resulta de gran ayuda a la hora de idear nuestra estructura de palabras clave.

imagen tomada de la guía seo para principiantes de Google
Descárgate la guía de Google sobre optimización de motores de búsqueda.

Buenos contenidos = buen SEO

Si queremos que Google nos recomiende, nada mejor que hacer buenos contenidos. Originales, frescos y orientados al usuario. Una estrategia doblemente ganadora: gana Google, ganamos nosotros, con el objetivo común de satisfacer al usuario. Google pone la tecnología y nosotros el contenido.

Pero actualizar constantemente los contenidos de nuestra web ni es fácil ni recomendable en términos de fidelización y armonía corporativa, por lo que los blogs y redes sociales se convierten en los espacios idóneos donde generar contenido de calidad, compartirlo y conseguir así la ansiada viralidad de nuestras publicaciones.

Y recuerda que contenido no quiere decir solo palabras: hoy día y con las posibilidades de las nuevas tecnologías de la información, contenido quiere decir textos, imágenes, infografías, videos, gráficos, audios… explota la diversidad de formatos multimedia que hoy soportan las redes y enriquece la información que aportas. El usuario lo agradecerá y eso es lo que cuenta.

Especial atención a los sitios de e-commerce o de servicios, pues suelen tender a contener poco texto. La solución es buscar soluciones alternativas para añadir texto sin dejar de ser pertinentes: un para buen texto descriptivo cada producto que lo haga interesante para el usuario es la clave, explicar en qué consiste un determinado servicio, qué beneficios implica, sus características técnicas… ocasiones perfectas donde repetir unas cuantas veces las palabras clave que ambicionamos posicionar. También puedes añadir un blog a tu tienda online, pies de páginas con enlaces cruzados a compras relacionadas, etc…

Arquitectura y navegación: el continente

Una vez que hemos definido las palabras clave para cada una de las páginas que conforman nuestro sitio web, es hora de pensar dónde y cómo las ubicamos dentro de ellas. La arquitectura de la información y la usabilidad en la navegación de tu sitio web es también de gran importancia para obtener el mejor posicionamiento en los motores de búsqueda.

Por ello, toda web que se precie debe prestar especial atención a la elaboración del árbol de contenidos: es la base que nos permite ofrecer al usuario una arquitectura de la información clara así como una experiencia intuitiva y sencilla de navegación.

Y sobre todo: debería ofrecer a los buscadores una arquitectura de keywords y una estrategia de enlaces internos que faciliten el rastreo e indexación de tu sitio web.

Un planteamiento de web 1.0 que aún perdura en la era del 3.0, es definir nuestra web en función de lo que ofrecemos como empresa, webs donde la navegación sigue el típico patrón: Quiénes Somos / Productos / Dónde estamos / Contacto.

Si nuestro menú de navegación muestra estas palabras tan genéricas, los motores de búsqueda lo tendrán más complicado a la hora de asociar tu empresa con las búsquedas de los usuarios. Nuestro público deberá hacer un clic adicional para llegar a los productos.

Y un clic adicional significan muchos clientes menos…sería mucho mejor un menú donde nuestros productos, servicios o catálogo, estén en primer nivel de navegación, fácilmente identificables por los usuarios, pero también por Google. En resumen: lo más importante, más arriba!

optimización SEO para empresas

 

Bien enlazados

Los enlaces (links en inglés) adquieren en la web 3.0 cada vez más importancia: son percibidos como recomendaciones por los motores de búsqueda, por lo que confieren al contenido una mayor relevancia y autoridad.

Cabe diferenciar entre dos tipos de enlaces: internos, cuando son enlaces desde otra página de nuestro sitio web, y externos (llamados a menudo backlinks) cuando son enlaces desde webs terceras.

Ambos son muy importantes, pero teniendo en cuenta que los internos están bajo nuestro control y muchos se han pasado de listos metiendo enlaces por doquier para ganar posicionamiento, los enlaces externos tienen mayor peso para Google. Son terceros los que nos recomiendan y eso puntúa más en los algoritmos de búsqueda.

A nivel interno, volvemos a lo antes mencionado en relación con la arquitectura de tu web: tu menú de navegación es la principal fuente de enlaces internos y deben contener las palabras claves definidas inicialmente. También en cuanto a usabilidad: enlaces internos como las migas de pan (breadcrumbs) para facilitar la orientación del usuario en tu página son muy valorados por Google.

Otros links internos muy importantes son los enlaces que hay en medio de un artículo: más fuentes citas para sostener la información que ofreces, más credibilidad tendrás para usuarios y Google. Sirva de ejemplo el enlace a nuestra sección sobre Marketing SEO en nuestra web.

Y los externos funcionan exactamente igual pero con la pequeña diferencia de que vienen desde otras webs y por tanto no estará en nuestra mano ponerlos (se supone). De ahí que tengan más valor. De ahí la recomendación permanente de hacer buenos contenidos/productos/servicios para que nos los pongan gratis, cuantos más enlaces externos a nuestros contenidos consigamos, más nos posicionaremos como referentes en la materia.

No se nace siendo referente, hay que construirse una identidad digital y las redes juegan una vez más un papel determinante: empieza enlazando a terceros de temática similar (como esta entrada de wikipedia si quieres saber más sobre backlinks) o ya referentes en tu sector, te irás dando a conocer ante tu comunidad y cuanto más interacciones con otros, mejor!.

En resumen: creatividad y sentido común para desarrollar contenidos donde tus palabras claves sean pertinentes, claras y guíen al usuario hacia lo que realmente busca, es la base de cualquier estrategia de posicionamiento SEO que se precie.

En próximas entradas entraremos más en detalle, de momento ve probando con estos trucos y cuéntanos tu experiencia! Si necesita más ayuda, ya sabes dónde y cómo contactarnos 🙂

Un comentario en “4 puntos básicos en la optimización de tu web

Y tu qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.